Artista local plasmará historia cantonal en mural en Parque del Bicentenario

2021 Año del Bicentenario

El artista y muralista local David Bahlam (Muñoz Meléndez) plasmará la historia cantonal en un bello mural que engalanará el Parque del Bicentenario, ubicado 150 metros norte de la emblemática Casona en Tres Ríos centro.

La obra es parte de un proyecto de la municipalidad de La Unión impulsado por las comisiones de Cultura, del Bicentenario y la alcaldía municipal.

El conjunto integra la construcción de la calzada, remodelación e iluminación del parque del Árbol del Centenario que este 15 de setiembre cumplirá 100 años de haberse plantado. 

La Asociación Movimiento Tiribí Limpio (AMOTILI) realizará un acto cívico en el lugar el 15 de setiembre a las 8:00 a.m. La organización ecologista organiza esta actividad desde hace 8 años retomando la antigua tradición donde estudiantes, maestros y vecinos se dirigían con motivo de las celebraciones de la Independencia al lugar para cantar los himnos patrios. 

Se plantará además pasadas las nueve de la mañana un hijo del Árbol del Centenario en el parque central de Tres Ríos. El Concejo Municipal efectuará Sesión Solemne a las seis de la tarde donde el Dr. Vladimir de la Cruz (Historiador vecino del cantón) dará una charla sobre historia de La Unión. Usted podrá ver la sesión en el canal de Youtube y Facebook de la Municipalidad de La Unión. 

(ljc7set2021) Fotos María José Jiménez Trigueros

David Muñoz Meléndez

“Soy un arti-vista antiespecista”  

Nombre artístico: David Bahlam

Edad: 33 años 

Residencia: Tres Ríos 

Profesión: Administrador de Empresas y Artista Plástico 

David Bahlam (Muñoz) se define como un pintor arti-vista antiespecista1, una conbinación de artista y activista defensor de los animales. Muñoz es desde hace 13 años vegano 2.  y procura ser consecuente entre su filosofía de vida y su expresión artística.

El “Balham” lo adopta de una palabra indígena mesoamericana cuyo significado es “jaguar”, felino que en la naturaleza ejecuta una tarea de dar balance ecológico. En el caso de David, es una simbiosis entre el arte que  ejecuta, su manera de vivir y manera de pensar.   

“Me gusta hacer arte, expresarme y analizar las acciones del ser humano. Por eso hago arte antiespecista ya que me gusta analizar nuestro impacto en la tierra, el ambiente y en otros seres vivos como son los animales” enfatizó.

Desde niño cultivó una simpatía con los animales y es en la adolescencia cuando se interesa por la cultura, al dibujo y la pintura.

“Observé a amigos utilizar el arte para hacer protestas pacíficas y en el arte encontré la herramienta para poder expresarme. Mis primeras obras fueron de animales. Luego de graduarme como administrador de empresas decidí ingresar a la Escuela Casa del Artista y logré sacar el Técnico en Artes Plásticas con Énfasis en Pintura” detalló.

Aunado a lo anterior, es un amante de la lectura, el cine y el teatro que intercala con sus obras. Su profesión, le permitió una mayor estabilidad y así comunicar sus ideas.   

“He participado de exposiciones colectivas en el Museo del Jade, en la Galería Rafa Fernández de la Escuela Casa del Artista y en la Galería Sophia Wanamaker en Costa Rica. Creo en el poder de la intención, pero también en lo azaroso de la existencia; creo en la trascendencia y en el fluir, pero sobre todo, creo en el poder transformador del arte” enfatizó. 

“Especismo Antropo- céntrico”

La propuesta visual: “Especismo Antropo- céntrico”, la realizó en la Sala  de Exposición Botica Solera en San José y trata sobre la subordinación, explotación y sujeción que ejercen los animales humanos contra los animales no humanos. En su forma de ser y obrar la sociedad contemporánea perpetúa la normalización del comportamiento especista, sin importar la vida de “lo animal” y las consecuencias ambientales, sociales e individuales (físicas y espirituales). 

Por ello la muestra abrió el debate acerca de la necesidad de replantear la relación con los animales no humanos, la cual muestra una gran carga moral, política y económica y en última instancia es reflejo de nuestra propia condición animal humana. 

El muralista y activista costarricense

Recientemente elaboró tres murales en el distrito de Concepción de La Unión para el proyecto de Paisajes Productivos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) en conjunto con la Municipalidad de La Unión y otras instituciones. 

“La idea fue representar la flora y fauna del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar que pasa por el cantón de La Unión. Mediante reuniones y cuestionarios virtuales las comunidades eligieron los elementos de cada mural (mamíferos, reptiles, anfibios, aves, insectos, plantas y hongos), además uno o varios aspectos culturales del lugar donde se encuentra el mural. Además de la representación de cada especie quise intencionar en este proyecto el hecho de que podemos llegar a crear una convivencia interespecie más sana” detalló. 

 También ha realizado murales para Instituciones como el PANI, Ministerio de Educación Pública, PNUD, Municipalidad de La Unión, Gobierno de Costa Rica, Fundación Glasswing Costa Rica, entre otros. 

“Creo en el poder de la intención, pero también en lo azaroso de la existencia; creo en la trascendencia y en el fluir, pero sobre todo, creo en el poder transformador del arte” concluyó el artista.

Antiespecista: El término es usado por los defensores de los derechos de los animales, quienes lo comparan o lo colocan al mismo nivel que el racismo y el sexismo, argumentando que pertenecer a una especie no tiene significancia moral. También aseguran que el especismo justifica la utilización o sacrificio de animales en espectácululos crueles, como corridas de toros, peleas de gallos y qye fuyndamenta la ganadería el uso de cuero y la experimentación en animales entre otros.    

Vegano: Vegano se le dice a una persona que no come ningún producto de origen animal y que tampoco usa ningún producto derivado de animales como cuero, lana o seda. Los veganos evitan la carne (incluyendo el pollo y el pescado), el huevo, la leche y productos lácteos, la manteca, la gelatina e inclusive la miel de abejas. Cualquier alimento que tenga origen animal se rechaza en la dieta vegana.

Bahlam 

Jaguar. El porta-incensario de piedra en forma de retrato, podría representar a K’inich K’uk’ Bahlam II, pues el personaje se presenta un tocado de quetzal (k’uk’) y orejas de jaguar (bahlam), o al fundador de la dinastía de Palenque, K’uk’ Bahlam I, que gobernó entre 431 y 435.

(ljc26dic.2020)

Leonardo Jiménez Campos

Periodista, Asesor en Comunicación Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *