Parte de nuestras aguas van a la capital

De La Unión a San José

Compilación de Arnoldo Quesada Badilla y Leonardo Jiménez Campos

 

En el pasado al igual que ahora la ubicación de la ciudad de San José no ofrecía condiciones para dotarla de agua:  por tal razón, los gobernantes de la época colonial, tuvieron mucha resistencia para mantener un núcleo de población… Sin embargo en el año de 1737 fue fundada la ciudad de San José. 

Inicialmente llevó el nombre de la Boca del Monte y sus primeros pobladores tenían que recoger el agua de los pozos que perforaron, sin embargo el líquido vital era de tan mala calidad, que una gran cantidad de personas, padecían de bocio o “güecho”. Luego se empezaron a usar filtros de piedra, después de un tiempo se dio inicio a la construcción de una zanja de 8 kilómetros de largo para traer agua del río Torres, luego se hizo otra desde el río Tiribí.

 El proyecto para ampliar la red de agua, fue iniciativa del gobernador Don Tomás de Acosta, en el año 1802 luego de efectuarse previamente un censo, sin embargo los trabajos iniciaron en 1815. Dado a la carencia de recursos, la obra fue concluida hasta 1820.  En el año de 1831 se amplio ese servicio hasta el barrio las Pavas, ya que allí existían varías fincas ganaderas, la zanja se hizo a petición de Don Braulio Carrillo Colina con la condición de que se sembrara más café, como el agua fue insuficiente, en 1839 hubo la necesidad de traer más del río Torres en 1840 se trajo aún más del río Tiribí.  Luego en 1844 se reforzó tal acueducto.

Juan Rafael Mora Porras

El primer intento para dotar la ciudad de San José de agua potable se dio el día 15 de abril de 1858 fecha en la que el gobierno de Don Juan Rafael Mora Porras se le ocurrió celebrar un contrato con los señores:  Kunlze y Manne, nombrándose una comisión para que estudiara, la mejor forma. 

Fue así como se nombró a los señores: Francisco Kunlze, Guillermo Witting y Abotteno, informe que fue dado el día 5 de febrero de 1858 en el que se dice que ya hay tubos de los siguientes materiales: madera, piedra, *china, hierro y de plomo los que ofrecen gran resistencia pues en Europa ya existen materiales de este tipo en los acueductos.

 Para entonces la población sería de unos 40 mil habitantes, razón por la que sería suficiente con unos 3 mil metros cúbicos, unos 75 litros por habitante, como el contrato fracasó, los materiales quedaron al gobierno, quien los entregó a la Municipalidad para que esta asumiera la responsabilidad. En 1864 la municipalidad de San José estudió los planos que preparó el Ingeniero señor:  Don Ángel Miguel Velásquez.

  Luego la cañería fue inaugurada el 25 de octubre de 1868, con la presencia del señor Don José María Castro Madríz, el señor Obispo y de más autoridades.  El acto tuvo lugar en el Parque Central donde se había instalado una fuente traída de Europa, el agua para esta cañería fue traída de las fuentes del Chigüite y la padre Carazo ubicadas en San Rafael de La Unión. Desde ese momento y hasta ahora, nuestro cantón se convirtió en gran proveedor del este recurso natural. De ahí la importancia de cuidarlo para la subsistencia de todos, sea tanto para consumo local como para otras áreas del país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *